Fibras sintéticas

Fibras sintéticas

 

Acetato: se elabora de la celulosa (fibras de lana), el término técnico es celulosa de acetato.  EL acetato enciende muy rápido, con cualquier fluctuación de flama y no puede apagarse fácilmente.  La celulosa ardiendo gotea y deja una ceniza dura.  El olor es similar al de las astillas de madera.

 

Acrílico: está elaborado con gas natural y con petróleo. Por las fibras que tiene y su elevado contenido de bolsas de aire, el acrílico se quema muy rápido.  Un cerillo o cigarrillo  vertido sobre una carpeta o mantel acrílico puede quemar toda la tela antes de que pueda ser extinguida.  La ceniza es dura y el olor es picante o agrio.

 

Nylon: es una poliamida hecha del petróleo.  El nylon se funde y se quema muy rápido si la flama se mantiene en la fibra.  Si se puede sostener la flama mientras se quema el nylon el olor es igual al del plástico quemándose.

 

Poliéster: es un polímero hecho de productos del petróleo como el carbón, aire y agua. El poliéster se funde y quema al mismo tiempo, La ceniza que deja se puede adherir muy rápido a cualquier superficie que gotea, incluyendo un lavabo.  El humo del poliéster es negro con un olor dulzón.  La ceniza es dura.

 

Rayón: es una fibra regenerada de la celulosa, casi siempre de celulosa pura.  El rayón se quema muy rápido y deja una ligera ceniza.  Cuando está ardiendo expide un olor parecido al de las hojas quemándose.

 

Spandex: Se quema y funde, pero no gotea durante el encendido.  Tiene un aroma químico. Su ceniza es de un suave color negro.

 

Mezclas: son la unión de dos o más fibras y se supone deben tener las características de cada una de las fibras que contienen.  Se puede hacer el examen de la ignición pero el contenido de las telas será sólo suposición.

 

 

Identificación de las fibras por el método cuantitativo.

El único método para medir la cantidad de dos fibras diferentes en una tela, como por ejemplo poliéster/algodón,  es destruyendo una de las fibras pesar el restante. En algunos casos esto es bastante fácil.  Por ejemplo, el algodón es destruido con una solución al 70% de ácido sulfúrico, dejando al poliéster intacto.  La identificación de cantidad se torna más complicada con algunas fibras compuestas de más de dos fibras.  Por ejemplo, una solución al 70% de ácido sulfúrico también destruye el acetato, el lino, el nylon, el rayón, la viscosa, la seda y la lana re-trabajada.  Los solventes que disuelven una cierta fibra más no otra necesitan ser usados.  Estos sofisticados métodos se describen en la Norma AATCC 20 y ASTM D276.