Telco Textil

Aprende a cuidar tu ropa deportiva

Verse bien y llevar ropa bonita a la hora de hacer ejercicio tiene efectos más que positivos en tu autoestima y en tus ganas de darlo todo.

Pero por mucho estilo que tenga tu look, si las prendas están descoloridas o dadas de si, es probable que tengas ganas de salir corriendo pero para tu casa. Olvídate de esas prendas que sabes que no van a durarte más de dos lavados y opta por ropa bien hecha, con refuerzos en las zonas que lo necesitan (tiro de las mallas, axilas, costuras). Invertir en ropa de deporte de calidad es igual de importante que saber cuidarla, y muchas veces tenemos al enemigo en casa en forma de lavadora/secadora.

Parece mentira que tejidos súper técnicos que están pensados para sufrir todo tipo de inclemencias, desde temperaturas extremas a desgaste y altos niveles de humedad, sean tan sumamente delicados. No es necesario que laves tu ropa de deporte como si fuera encaje de Chantilly, pero si adquieres una serie de hábitos sencillos a la hora de lavarlas y utilizas los productos adecuados, te durarán mucho más tiempo y mantendrán todas sus propiedades – incluido ese precioso color que tenía cuando la compraste.

Lo ropa deportiva se lava por separado

Algodón, Lycra, Spandex, nylon, poliéster, Gore-Tex, Polar-Fleece… Cada vez se desarrollan tejidos más tecnológicos que se suman a los más tradicionales. El primer error es lavar la ropa deportiva con la ropa normal. Lo primero que hay que hacer por lo tanto es clasificar la ropa antes de lavarla, tanto por tejidos como por colores. Otro error es dejar la ropa abandonada en el cesto de la ropa sucia o, peor aún, en la bolsa del gimnasio. Cuanto más tardes en lavarla más difícil será eliminar las manchas y el olor.

Pre-tratado

En caso de manchas importantes, pre-tratar las prendas puede ser una solución. Eso si, no recurras a productos químicos demasiado agresivos como los blanqueadores al cloro, pueden dañar y debilitar los tejidos sintéticos, hacen que el poliéster y el nylon tiendan al amarillo, debilitan la elasticidad y hacen que el algodón se rasgue con el uso repetido.

A la lavadora: evitar sorpresas desagradables

Como hemos dicho antes, es conveniente pre-tratar las zonas manchadas previamente, y separar los colores en la medida de lo posible. Acostúmbrate a lavar todas las prendas del revés para reducir la pérdida de color y para que el interior se limpie bien. Mete los artículos delicados (como reflectores, botones, cierres) en una bolsa de mallapara protegerlos. Usa el ciclo delicado, lava con agua fría y no utilices suavizante. Un ciclo normal y agua caliente o tibia se pueden utilizar con algodón, lino, y sintéticos. Un truco para eliminar los olores es echar un chorrito de vinagre al agua del aclarado; otro truco, en este caso para eliminar la grasa que desprende nuestra piel es exprimir un limón en el detergente.

¿Y para secarlos?

La mayor parte del daño ocurre en la secadora, así que déjalos secar al aire pero evita que les de el sol directamente para mantener el color y las propiedades de las fibras. El calor, tanto el del agua como el de al secadora, es terrible para las prendas técnicas. Si quieres que tu sujetador deportivo siga sujetando aléjalo de toda fuente de calor, ya que puede dañar su estructura y por lo tanto perderá su capacidad de sujeción.

Conoce nuestra nueva Lycra catiónica

Leave a Reply